En Etiopía maíz con alto contenido de nutrientes y asuntos de género

Written by ccastro on . Posted in Africa, Maiz, Proyectos de colaboración

Mediante el proyecto “Maíz con alto contenido de nutrientes para Etiopía” (Nutritious Maize for Ethiopia, NuME) se generan y promueven variedades de maíz con calidad proteica (QPM, por sus siglas en inglés) en las zonas productoras de este cereal en Etiopía, incluidas las mesetas y las tierras de temporal, con objeto de mejorar la nutrición infantil. El proyecto tiene un fuerte componente de género, que garantiza que las mujeres tengan una participación plena en todas las actividades y que los beneficios se distribuyan de manera equitativa, un asunto que fue discutido en el taller “Análisis y Estrategia de Género” que se llevó a cabo en el campus del Instituto Internacional de Investigación Pecuaria ILRI, en Addis Abeba, Etiopía, el 16 de abril de 2013. Kidist Gebreselasie, consultor en asuntos de género del NuME, hizo la presentación del análisis y la estrategia de género a los asociados que implementarán la estrategia, para que opinaran, dieran su aprobación y discutieran sus perspectivas para el futuro. En el taller participaron representantes del Instituto Etíope de Investigación Agrícola (EIAR), ministerios de salud y agricultura, el Instituto Etíope de Salud e Investigación en Nutrición (EHNRI), SG2000, FRI, la Compañía Semillera de Etiopía y otras semilleras, la Universidad Hawassa, el Instituto Harvard de Salud Pública, y CIDA (el patrocinador del proyecto). El CIMMYT estuvo representado por Dagne Wegary (coordinador interino del proyecto), Dennis Friesen (asesor/consultor del proyecto), Vongai Khalumba (especialista en asuntos de género) y Hugo De Groote (socioeconomista agrícola).

 

En la sesión inaugural del taller, Gebreselasie mostró la síntesis que elaboró en coordinación con científicos del CIMMYT y basándose en revisiones bibliográficas, el análisis de encuestas básicas (hombres y mujeres fueron entrevistados) y un estudio exhaustivo en dos áreas meta (que incluyó sesiones de grupo e entrevistas de informantes clave). Gebreselasie encontró que los hombres son los que labran la tierra y compran insumos, incluida la semilla, y las mujeres se encargan de las labores domésticas (cocinar y cuidar a los niños). Sin embargo, tanto hombres como mujeres ayudan a cosechar y desyerbar. Sembrar es algo que bien pueden hacer o uno u otro, o solo los hombres. Los niños participan en el trabajo agrícola ya que tienen un papel importante porque son los que pastorean, alimentan y abrevan el ganado. La producción de lácteos y aves de corral es una actividad que realizan mayormente las mujeres; pero aunque las mujeres reciben una parte considerable de los ingresos derivados de estas actividades, su acceso a recursos, comparado con el de los hombres, es muy limitado, particularmente cuando se trata de servicios de extensión. El sistema de extensión agrícola se centra en los hombres y en los hogares donde el jefe de familia es una mujer; se espera que las esposas aprendan de sus esposos. Asimismo, las mujeres son raramente invitadas a los cursos, sobre todo si son impartidos fuera de sus propios predios. Es más fácil para ellas acceder a los programas de divulgación sanitaria que a las agencias de extensión agrícola.

 

A continuación, Gebreselasie describió la estrategia de género que prepararon para atender los problemas identificados y ayudar a que las mujeres tengan mayor participación en las actividades del proyecto. Esto incluye aumentar el número de mujeres en las demostraciones de QPM, invitándolas directamente y organizando sesiones individuales para ellas durante las visitas al campo, asegurándose de que el tiempo y el lugar sean convenientes para ellas. Asimismo, Gebreselasie sugirió que se invite a los agentes de divulgación sanitaria a participar en la promoción del QPM y a mujeres en puestos de alto nivel a que promuevan la agricultura en la radio (se identificará a las mujeres). Además, debería darse un incentivo a los colaboradores para que promuevan una mayor participación de las mujeres, y darles también capacitación en cuestiones de género a todos los niveles.

 

Después de la presentación, los participantes hablaron de la experiencia que han tenido sus organizaciones en las actividades de género, dieron su respuesta al análisis y discutieron formas de incorporar la estrategia en sus actividades.

 

La estrategia de género de NuME fue posteriormente presentada y discutida durante una junta del Comité de Supervisión del Proyecto, el 23 de mayo, en el ILRI. Stefna Pacquette, representante de CIDA, hizo énfasis en que es necesario incluir a las mujeres en la estrategia, de manera significativa y no meramente como participantes en las actividades del proyecto. “Aunque se dedica a mejorar productos para la nutrición, NuME puede servir como un medio para reforzar el papel de las mujeres en la familia”, señaló Pacquette. “Esto puede hacer que los hombres se sientan más a gusto con la presencia y participación de las mujeres en los roles tradicionalmente masculinos.” El siguiente paso que necesita tomar el NuME es contratar a un especialista en género que ayude a implementar la estrategia.

Variedades de maíz tolerante a la sequía en América Latina

Written by ccastro on . Posted in Maiz, Proyectos de colaboración

03FONTAGRO

El 26-27 de abril del año en curso, integrantes del proyecto de FONTAGRO denominado “Generación y validación de variedades de maíz tolerantes a sequía como medio de estabilizar productividad y disminuir el daño por micotoxinas como consecuencia del cambio climático”, celebraron una junta de fin de proyecto en La Ceiba, Honduras, y una junta con representantes del Programa Cooperativo Centroamericano para el Mejoramiento de Cultivos y Animales(PCCMCA), del 21 al 26 de abril. En la junta se destacaron los avances hasta la fecha, los productos del proyecto y recomendaciones para asegurarse de que los productos lleguen a los campos de los agricultores.

Desde 2009, gracias al proyecto se han generado 5,000 líneas de haploides dobles (DH), que están siendo evaluadas por el CIMMYT. Las poblaciones se derivaron de las líneas endogámicas seleccionadas para mejoramiento de tolerancia a la sequía, resistencia a pudrición de mazorca y menor acumulación de micotoxinas. Mediante el proyecto también se identificó un grupo de líneas endogámicas con alto grado de resistencia a pudrición de mazorca y micotoxinas. Esta información se ha hecho llegar a los colaboradores del proyecto y a otros mejoradores, y el CIMMYT distribuirá estas líneas entre quienes las soliciten. El Dr. Luis Narro, mejorador del CIMMYT-Colombia, opinó sobre la investigación sobre enfermedades, en particular sobre la pudrición de mazorca: “La incidencia y severidad de la pudrición de la mazorca están aumentando en Sudamérica. La evaluación de 18 híbridos comerciales en Perú reveló incidencias de hasta 42% en híbridos susceptibles en algunas localidades.” Los híbridos tolerantes a esta enfermedad, que se identificaron como parte del proyecto, tendrán un papel importante en la tarea de mitigar los efectos nocivos de la pudrición y la contaminación por micotoxinas. Tiene que hacerse promoción para que lleguen cuanto antes a los agricultores.” Respecto a las micotoxinas, el equipo de trabajo identificó también híbridos promisorios en los ensayos de validación y documentó la incidencia natural de las micotoxinas en Perú, Colombia y México. En este estudio vimos que las fumonisinas son las que predominan en Sudamérica (en comparación con las aflatoxinas y el deoxinivalenol).

“El proyecto ha generado numerosos materiales y se han validado algunos que ahora están siendo liberados en varios países”, dijo el Dr. George Mahuku, líder del proyecto. Entre esos materiales hay cuatro variedades que se liberaron en Honduras (tres de grano blanco y una de amarillo); una variedad de grano blanco en Colombia; dos variedades (una de grano amarillo y una de blanco) y un híbrido amarillo en Nicaragua; y tres variedades (dos amarillas y una blanca) en Panamá. Tres de los híbridos superaron en comportamiento a los testigos comerciales que están siendo validados en Perú. Adicionalmente, dos variedades que mostraron la estabilidad y naturaleza rústica de las variedades que genera el CIMMYT fueron liberadas en Colombia, Honduras y Nicaragua.

Todas las variedades liberadas son moderadamente tolerantes al complejo de la mancha de asfalto, que ahora es más común en América Latina.

El Dr. Félix San Vicente, mejorador de maíz del CIMMYT, hizo una presentación de los avances que han hecho en mejoramiento para tolerancia a la sequía y resistencia a la pudrición de mazorca. “Necesitamos establecer y mantener una red regional para ensayar nuestros productos en áreas marginadas”, recalcó. “Esperamos poder seguir contando con el apoyo económico del CRP [MAIZE] para seguir validando y diseminando estos importantes y útiles productos en la región.” Durante la junta, los científicos presentaron 29 artículos, 5 de los cuales contenían resultados del proyecto FONTAGRO. Los artículos de los colegas del CIMMYT Román Gordon y Óscar Cruz fueron premiados por sus aportaciones a la sección del proyecto dedicada al maíz. Gordon obtuvo el primer lugar por su artículo “Selección de variedades de maíz con tolerancia a estrés hídrico in Panamá 2010-2012”, y Cruz el segundo lugar por su artículo “Validación participativa de sintéticos blancos y amarillos en dos regiones de Honduras”.

Se considera que el proyecto en general ha dado muy buenos resultados. “Ahora sabemos qué micotoxinas son importantes en la región y tenemos los productos que minimiza los riesgos potenciales”, comenta Mahuku. “Lo que necesitamos es ensayar y diseminar a mayor escala los productos para que lleguen a tantos agricultores como sea posible. Con una pequeña inyección de recursos, la dedicación que ha mostrado este grupo de científicos, al igual que el apoyo de los formuladores de políticas, no hay duda de que lograremos nuestro propósito.”

Del 23 al 25 de julio, FONTAGRO celebrará su junta anual (VIII Taller de Seguimiento Técnico de Proyectos FONTAGRO) en Uruguay. “Generación y validación de variedades de maíz tolerantes a sequía como medio de estabilizar productividad y disminuir el daño por micotoxinas como consecuencia del cambio climático” es uno de cinco proyectos que se concluyen este año; sus representantes fueron invitados a exponer los resultados de sus actividades y a competir por el premio en efectivo que se otorga al mejor proyecto. Si el proyecto gana, los recursos económicos del premio podrían ayudar a seguir validando los productos —y a validarlos a mayor escala— generados por medio del proyecto.

03FONTAGROc

Ya están disponibles los marcadores KASP wMAS

Written by ccastro on . Posted in Biotecnologia, Trigo

02susan

Durante la reunión de la Iniciativa Internacional de Mapeo de las Triticeae, auspiciada por el CIMMYT, que tuvo lugar en la ciudad de México en septiembre de 2011, se constituyó de manera no oficial un consorcio internacional para desarrollar análisis de genotipeado basados en polimorfismos de un solo nucleótido (SNP) en el sistema de la tecnología KASP (Kompetitive Alelle Specific PCR) de la compañía KBiosciences, para una serie de marcadores de trigo que normalmente se utilizan en la selección asistida por marcadores (MAS, por su siglas en inglés).

 

Recientemente se han creado varias plataformas para hacer genotipeado de alta densidad (un gran número de SNP y un número reducido de plantas individuales), que se han empleado con buenos resultados en el genotipeado de trigo. Sin embargo, existen solo unas pocas opciones para los mejoradores y genetistas de trigo que desean realizar genotipeado de densidad de media a baja en un número grande, o muy grande, de plantas individuales que son comunes en MAS. Entre las herramientas existentes, la plataforma KASPar tiene varias ventajas: la tasa de conversión es alta en diferentes tipos de polimorfismos, como los mega InDels, que con frecuencia se observan como diferencias funcionales en los genes de trigo, y su uso en análisis es flexible y no es necesario que los grupos de científicos compren equipo nuevo.

 

“Comenzamos a evaluar los ensayos que desarrollamos en una máquina antigua de PCR en el Centro de Biotecnología Aplicada, y luego poco a poco creamos nuestro propio sistema de SNP. Con los experimentos que hacíamos casi todos los días en nuestro laboratorio disminuyeron por lo menos a la mitad el tiempo y el costo de la provisión de datos MAS para el Programa Global de Trigo”, dice Susanne Dreisigacker, jefa del laboratorio molecular de trigo del CIMMYT en El Batán.

 

En los dos últimos años, los miembros del consorcio han compartido los nuevos marcadores que han creado, y la mayoría de los marcadores SNP han sido ensayados en varios laboratorios, incluido el del CIMMYT, con resultados reproducibles. El consorcio decidió poner a disposición del público los KASP wMAS (MAS de trigo) y, por esa razón, se subieron 40 marcadores SNP de genes a la Base de Datos de Cereales (CerealsDB). También se puede acceder a estos marcadores SNP mediante los servicios de laboratorio de LGC Genomics.

 

Los marcadores fueron desarrollados por los siguientes miembros del consorcio: Susanne Dreisigacker (CIMMYT); Gina Brown-Guedira (USDA); Peter Sharp y Chong-mei Dong (Universidad de Sydney); Catherine Ravel (Instituto Nacional de Investigación Agrícola, INRA); Simon Griffiths, David Laurie y Cristóbal Uauy (John Innes Centre, JIC).

 

Para mayor información, diríjase a la Dra. Susanne Dreisigacker, sdreisigacker@cgiar.org.

 

 

Ciencia y Humanidad: Homenaje a la Dra. Evangelina Villegas Moreno

Written by ccastro on . Posted in Reconocimientos y premios

01villegas

 

“Estoy muy emocionada por estar aquí”, dijo la Dra. Evangelina Villegas en la ceremonia en la que la Universidad Estatal de Kansas (KSU) le entregó un reconocimiento como Egresada Distinguida del Departamento de Ciencias en Cereales e Industria, el pasado 7 de mayo.

 

“Este premio no es solamente para mí, sino para todos aquellos que trabajaron conmigo y aquellos con quienes yo trabajé”, señaló. Guardo buenos recuerdos del tiempo que pasé tanto en el CIMMYT como en Kansas, y estoy muy agradecida por los premios que hoy me entregan.” Pero eso no fue todo, porque además del reconocimiento de la KSU, por su trabajo para ayudar a combatir el hambre y la desnutrición, recibió el premio Borlaug del CIMMYT por sus contribuciones a la Revolución Verde. “Eva es una mujer increíble que ha ayudado a lograr avances impresionantes en el mejoramiento de maíz y trigo”, dijo el Dr. Thomas Lumpkin, director general del CIMMYT, en su discurso.

 

La Dra. Villegas trabajó más de 20 años en el centro como química especialista en cereales y jefa del laboratorio de calidad proteica. “Fue en este laboratorio donde la Dra. Villegas trabajó con el Dr. Surinder K. Vasal en el desarrollo del maíz con calidad proteica o QPM”, prosiguió el Dr. Lumpkin. Para el año 2000, el QPM se sembraba en más de 1 millón de hectáreas en el mundo y ayudó a revertir los efectos de la desnutrición infantil. Por esta labor dos investigadores recibieron el Premio Mundial de la Alimentación 2000. La Dra. Villegas fue la primera mujer en recibir este galardón, y a raíz de ello se ha convertido en un modelo a seguir para las mujeres de distintas partes del mundo. Pero sus “contribuciones a la sociedad no se concretan a la ciencia”, recordó a la audiencia el Dr. Lumpkin. La Dra. Villegas también se ocupó de que hubiera un fondo para la educación de los “pajareros” del CIMMYT, jovencitos que eran contratados para que cuidaran que las aves no se comieran las plantas de los ensayos. Gracias a esta iniciativa, muchos de ellos pudieron ir a la escuela.

 

Después de la intervención del Dr. Lumpkin, tomó la palabra el Sr. Dirk Maier, jefe del Departamento de Ciencias de Cereales e Industria de la KSU, donde la Dra. Villegas obtuvo su maestría en 1962. “Estaba leyendo Our Daily Bread, The Essential Norman Borlaug, de Noel Vietmeyer, y no fue hasta que llegué a la página 176 que supe de la Dra. Villegas”, dijo Maier. “Lamentamos que hayan pasado tantos años para darnos cuenta de que tenemos una alumna tan distinguida como la Dra. Villegas. Utilizamos su historia para inspirar a nuestros estudiantes; les ayuda a entender la importancia de la producción de alimentos y de la seguridad alimentaria.” El Dr. Jesús Moncada de la Fuente, director general del Colegio de Postgraduados y amigo de muchos años de la doctora, en su participación elogió la personalidad amistosa e increíble flexibilidad en el trabajo de la homenajeada: “Por lo general, los investigadores trabajan o solo con trigo o solo con maíz, pero Evangelina trabajó con ambos cereales. Ella es un híbrido en ese sentido.”

 

“Nos sentimos muy honrados de que la Dra. Evangelina Villegas sea parte de la familia del CIMMYT; nos congratulamos de que la Universidad de Kansas la haya distinguido con este reconocimiento y que la entrega haya sido aquí, en la sede del CIMMYT”, concluyó el Dr. Lumpkin, antes de acompañar a la doctora y a sus invitados a un recorrido por las instalaciones del centro, incluido el nuevo Complejo de Biociencias.

Continúa alianza CIMMYT-Irán

Written by ccastro on . Posted in Proyectos de colaboración, Uncategorized, Visitas

La asociación colaborativa en materia de investigación del CIMMYT e Irán comenzó en 1967. El CIMMYT ha dado capacitación a numerosos mejoradores y científicos iraníes especializados en trigo y maíz, y a miles de aquellos que trabajan con germoplasma de trigo harinero y duro, triticale y maíz. Asimismo, Irán tiene más de 35 variedades de trigo certificadas derivadas del germoplasma del CIMMYT y casi todas las variedades de trigo que han sido mejoradas por los programas nacionales contienen al menos un progenitor del germoplasma del centro. Esta asociación colaborativa se fortalece con la visita que el 21 de marzo de este año hicieron al CIMMYT-El Batán Jahangir Porhemmat, viceministro y jefe de Investigación Agrícola, Educación y Extensión, y Naser Tavakkoli, viceministro de Producción Agrícola del Ministerio de Agricultura de Irán. Los visitantes se reunieron con el Dr. Thomas Lumpkin y empleados del centro de varios departamentos y laboratorios. Al final del día, el Dr. Lumpkin y el Sr. Porhemmat firmaron una “Enmienda al Acuerdo de Cooperación Científica y Técnica de 2009-2013 por el periodo 2013-2017”, con el propósito de reforzar y expandir la colaboración bilateral.

firma1

CIMMYT promueve colaboración China-Australia para mejorar trigo

Written by ccastro on . Posted in Eventos, Proyectos de colaboración

La Academia China de Ciencias Agrícolas (CAAS) y la Universidad de Murdoch, Australia, con apoyo financiero del Ministerio Chino de Ciencia y Tecnología y del gobierno de Australia, abrió oficialmente sus puestas al Centro Australia-China de Mejoramiento de Trigo en Beijing, China, el 9 de abril de este año. Este centro es uno de los seis que han recibido la aprobación conjunta de los dos gobiernos. En la inauguración estuvo presente la primera ministra de Australia Julia Gillard; el presidente de CAAS Jiayang Li; Zhonghu He, científico distinguido y funcionario de enlace del CIMMYT en China; y Rudi Appels de la Universidad de Murdoch. El establecimiento del centro es resultado de más de 10 años de colaboración en actividades para mejorar la calidad del trigo de CAAS, el programa de trigo del CIMMYT y la Univerisdad de Murdoch.

 

Del 15 al 17 de abril, más de 50 personas, representantes de Murdoch y de 8 institutos chinos participaron en un taller organizado por el Centro Australia-China de Mejoramiento de Trigo. Los temas centrales de la agenda fueron la identificación de nuevos genes, el desarrollo de germoplasma elite y la creación de marcadores específicos destinados a ciertos genes utilizando técnicas genómicas para caracteres de importancia (rendimiento, resistencia a la sequía y calidad). Durante el evento se anunció que hay 10 becas, de 1 año cada una, para estudiantes de posgrado chinos que quieran hacer trabajo de tesis en la Universidad de Murdoch.

 

Agricultura de conservación en Asia central: ¿Un camino de obstáculos hacia la seguridad alimentaria?

Written by ccastro on . Posted in Agricultura de Conservación, Asia

ACLos métodos de la agricultura de conservación (AC) ayudan a intensificar la producción agrícola de manera sustentable, a conservar la salud del suelo y minimizar o evitar los efectos negativos de factores externos. Sin embargo, estas prácticas todavía no se aplican en muchos de los países de la región centroasiática. La Oficina Subregional de la FAO en Asia central, en colaboración con el CIMMYT, el ICARDA y sus contrapartes, hicieron un estudio del estatus de la agricultura de conservación en esa región, con el propósito de hacer recomendaciones para elaborar una política que promueva dicha tecnología. En el documento, que se titula Conservation Agriculture in Central Asia: Status, Policy, Institutional Support, and Strategic Framework for its Promotion, los autores mencionan las oportunidades que existen para promover la adopción y aplicación práctica de las técnicas de la AC, así como de las condiciones que habrá que tener en cuenta al diseñar y elaborar políticas de promoción y estrategias institucionales de apoyo para su difusión a gran escala.

 

Entre los problemas para la diseminación y adopción de las prácticas de la AC en la región pueden mencionarse la formulación de políticas gubernamentales de apoyo y entornos institucionales que promuevan la integración de dicha tecnología, un cambio en el modo de pensar de los agricultores, la capacitación para operar la maquinaria y el acceso a los implementos necesarios. Sin embargo, los autores creen que existe un gran potencial para revitalizar la debilitada economía de los países de la región central de Asia, aumentando la productividad y la producción con las prácticas de la agricultura de conservación. Kazajstán, el único país que ha adoptado activamente la agricultura de conservación, es un gran ejemplo de lo anterior. Con apoyo del CIMMYT, la FAO, el ICARDA, el Banco Mundial, el Ministerio de Agricultura de Kazajstán, además de otras entidades y donadores internacionales, Kazajstán dio comienzo a la adopción de las prácticas de la agricultura de conservación en 2000; en 2012 la tecnología ya se utilizaban en 2 millones de hectáreas, una cifra que equivale al 13% de la superficie dedicada a la producción de trigo. De acuerdo con la misión del Centro de Inversiones de la FAO para Kazajstán, como resultado de la adopción de la cero labranza y la agricultura de conservación, la producción nacional de trigo tuvo un aumento de casi 2 millones de toneladas —equivalente a cerca de 0.58 mil millones de dólares adicionales en ingresos en 2010-12 y grano suficiente para cubrir la demanda anual de cereales de casi 5 millones de personas— y la captación de aproximadamente 1.8 millones de toneladas adicionales de CO2 por año. El trabajo que hace el CIMMYT en Kazajstán es una muestra de que puede hallarse una solución para los problemas que enfrenta Asia central. “El principal logro del CIMMYT en Kazajstán ha sido el haber fomentado un cambio de mentalidad entre los agricultores y los científicos”, señala Bayan Alimgazinova, jefe del Departamento de Producción Agrícola de KazAgroInnovation. Auyezkhan K. Darinov, presidente-vocal de la Unión Pública de la República de Kazajstán, añadió: “Kazajstán es hasta ahora el país con más experiencia en agricultura de conservación en Asia central.” Esperamos que tanto las prácticas como la experiencia sean difundidas a otros países de la región que están en busca de lograr y garantizar su seguridad alimentaria.

 

En este enlace se puede acceder al reporte completo de la FAO: Conservation Agriculture in Central Asia: Status, Policy, Institutional Support, and Strategic Framework for its Promotion.

 

Para más información sobre la práctica de la agricultura de conservación en Kazajstán, le invitamos a leer: Técnicas que ahorran agua salvan la producción de trigo de Kazajstán durante la sequía.

CIMMYT-Harare celebra el día del colaborador

Written by ccastro on . Posted in Eventos, Visitas

DSC_3901El valor de la ciencia que realiza el CIMMYT aumenta gracias al apoyo que recibe de sus colaboradores en materia de desarrollo y difusión de nuevas tecnologías. Para fomentar la colaboración de los grupos interesados, la oficina regional del centro en Harare, Zimbabwe, celebra un evento anual durante el cual representantes de ministerios de agricultura, instituciones académicas, empresas semilleras y donadores, hacen recorridos por el campo y aprecian de primera mano los resultados de las actividades que se llevan a cabo en la estación experimental. 

 

El 05 de abril de 2013, el embajador de Australia Matthew Neuhaus, acompañado de representantes de las instituciones patrocinadoras (Unión Europea, AusAID y la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación) se reunieron con grupos interesados de Zimbabwe, Mozambique, Lesotho, Sudáfrica y la República Democrática del Congo, con motivo del día del colaborador. En total 200 personas visitaron los sitios experimentales del CIMMYT; observaron varios productos del programa de mejoramiento de maíz, como los ensayos de tolerancia a sequía, eficiencia en el aprovechamiento del nitrógeno y una demostración de agricultura de conservación; recibieron también información del uso de la mecanización como parte de las prácticas de esta tecnología y de los silos de metal para prevenir pérdidas postcosecha.

 

Durante su recorrido por el campo, los visitantes pudieron comprobar que el CIMMYT está incorporando leguminosas no solo como un cultivo de cobertura que ayuda a la fijación del nitrógeno, sino también para aumentar la diversidad de productos en la dieta de las familias campesinas. “El CIMMYT tiene gran interés en que los agricultores logren mayors rendimientos por unidad de área, en lugar de que ellos tengan que aumentar la superficie de siembra”, explicó Mulugetta Mekuria, funcionario de enlace del CIMMYT en el sur de África. “Cuando el rendimiento del maíz crece en una porción pequeña de su parcela, la familia podrá utilizar el resto de la tierra (y ahorrar mano de obra) para sembrar otros cultivos valiosos, como hortalizas y tabaco”, prosiguió. “Leguminosas como el frijol mungo no contribuyen solo a la fertilidad del suelo y la nutrición humana sino que también están siendo exportados a la India desde Mozambique y Tanzania. Además, los agricultores han seguido adoptando la práctica del intercultivo maíz-frijol.”

 

La nutrición fue también un tema que los colaboradores discutieron. Los agricultores de varias regiones del continente africano prefieren el maíz blanco, pero nadie pudo resistirse a los granos naranja del maíz fortificado con provitamina A en el campo. Las variedades biofortificadas de maíz ayudan a reducir la desnutrición que es común entre los niños de menos de cinco años, a quienes se les alimenta con papillas de maíz cuando sus mamás dejan de amamantarlos. “Las madres no pueden garantizar que sus hijos tengan una nutrición adecuada con los alimentos que les proporcionan”, dijo John MacRobert, especialista en sistemas de semilla, mientras explicaba los beneficios del maíz naranja fortificado con vitamina A. Durante el recorrido, se animó a los representantes de las compañías semilleras a que identificaran los materiales en proceso de certificación que fueran de su interés.

 

El recorrido suscitó mucho interés por parte de los visitantes y esto dio lugar a que los científicos participaran en interesantes discusiones, contestaran preguntas y explicaran los beneficios de las nuevas tecnologías. Kgotso Madisa, que es agente de extensión del Ministerio de Agricultura de Botswana, destacó el valor del maíz que hace un uso más eficiente del nitrógeno destinado a los agricultores que no tienen recursos para aplicar las dosis recomendadas de fertilizante. “La mayoría de nuestros pequeños agricultores no cuentan con recursos y estas variedades les serían de gran ayuda”, señaló Madisa, refiriéndose a los híbridos que se han generado como parte del proyecto “Maíz mejorado para los suelos de África” (IMAS).

 

Arsénio Mutatisse del Instituto Superior Politécnico de Manica confesó que, hasta antes del evento, estaba escéptico respecto a la agricultura de conservación. Sin embargo, después de escuchar al agrónomo Christian Thierfelder, que explicó cómo implementar las prácticas de la agricultura de conservación con buenos resultados, y, muy importante, después de ver el ensayo, Mutatisse dijo que ahora estaba convencido de los beneficios de la tecnología. “Este evento fue en verdad útil para nosotros porque pudimos ver el comportamiento de las variedades en los ensayos, ya que nosotros colaboramos con el CIMMYT para asegurarnos de que lleguen a las manos de los agricultores”, dijo Helene Dinova Nsolani, líder de un grupo comunitario de productores de semilla de la República Democrática del Congo.

 

Las visitas del día del colaborador fueron organizadas con la ayuda de estudiantes adscritos a la estación. Gracias a las actividades de capacitación de la oficina regional del CIMMYT, los estudiantes tienen los conocimientos necesarios que les permiten explicar a los visitantes en qué consisten las tecnologías que muestran ese día. “Capacitamos a la gente para que, si alguien se va o cambia de actividad, sigamos teniendo quien siga haciendo trabajo de mejoramiento”, explicó Cosmos Magorokosho, mejorador de maíz.

 

Al concluir el recorrido hubo una sesión de retroalimentación, que dirigió Mulugetta Mekuria, y una conferencia técnica sobre la necrosis letal del maíz (MLN), una enfermedad que se detectó recientemente en África oriental. Durante el seminario de Magorokosho y MacRobert, el director principal del Departamento de Investigación Agrícola y Servicios Especializados, Danisile Hikwa, expresó su agradecimiento al CIMMYT por su esfuerzo para desarrollar variedades resistentes a MLN.

 

DSC_3882 DSC_3920

Control del almacenamiento de maíz en Kenia: ¿Qué es lo que realmente funciona?

Written by ccastro on . Posted in Uncategorized

En virtud de que los métodos de almacenamiento ya no son tan eficientes, sobre todo cuando se trata de plagas, un grupo de científicos del CIMMYT y del Instituto de Investigación Agrícola de Kenia, evaluaron la eficacia de los sistemas herméticos en el control de plagas de almacenamiento de maíz en Kenia. Para identificar el sistema más eficaz, Hugo De Groote, Simon C. Kimenju, Fred Kanampiu, Tadele Tefera y Jon Hellin, del CIMMYT, y Paddy Likhayo del KARI, hicieron pruebas con silos de metal y súper bolsas en tres sitios. Después de su estudio, llegaron a la conclusión de que, técnicamente, es posible controlar las plagas sin el uso de insecticidas en África utilizando contenedores herméticos.. Sin embargo, siguen sin respuesta algunas preguntas:

 

• Aunque los silos de metal son eficaces, son también muy costosos. Es necesario hacer un análisis económico para determinar el tamaño al que los silos resultan económicos. De igual manera, si las bolsas se llegan a perforar durante el periodo de almacenamiento, su uso, obviamente, se reduce a una sola vez. Si ese es el caso, ¿a la larga, cuál es su costo en comparación con los otros métodos?

 

• Es necesario hacer mediciones de la velocidad a la que se agota el oxígeno. Si el oxígeno se va agotando lentamente, ¿esto permite que algunos insectos sobrevivan y perforen la bolsa desde adentro? O ¿los barrenadores grandes que había en las bolsas las perforaron desde el exterior? Encontrar respuesta a estas interrogantes es de importancia crucial para buscar la forma de proteger el grano: si los insectos sobreviven a la disminución de oxígeno, es necesario encontrar medidas para acelerar el proceso; si perforan las bolsas desde el exterior, se hace necesaria una mayor protección.

 

• Considerando los pros (que son eficaces) y los contras (que son costosos) de los silos de metal, al igual que el potencial de la calidad de las súper bolsas desechables, los autores consideraron el uso de tanques de plástico recolectores de agua, que son muy populares en Kenia y considerablemente más económicos que los silos. Se necesitarán más estudios para saber si el barrenador grande del grano será capaz de perforar el plástico.

Sistemas de innovación agrícola: ¿Qué función tienen en nuestro trabajo?

Written by ccastro on . Posted in Eventos, MAIZE CRP

DSC_7906Todos los días interactuamos con productores, extensionistas, otros investigadores, empresas semilleras, funcionarios del gobierno y muchas personas más. No sería posible realizar nuestra labor sin estos actores, muchos de los cuales se dedican a ge¬nerar nuevos productos, nuevos procesos, nuevas políticas públicas y nuevas formas de organización que sean económicamente útiles. En su esfuerzo por lograr cambios en el sector agrícola, todos estos actores forman parte de lo que se conocen como sistemas de innovación agrícola (SIA). Sin embargo, la participación del CIMMYT en los SIA y el papel que juega en las plataformas de innovación no habían sido examinados de cerca hasta hace poco. Con el fin de analizar este papel del CIMMYT y su postura frente a la estructura de los SIA, resumir lo que se ha logrado hasta ahora y describir los planes para el futuro, CRP MAIZE, el Programa Global de Agricultura de Conservación (GCAP) y el Instituto Tropical Real (KIT) organizaron un taller titulado “Sistemas de innovación agrícola: ¿qué función tienen en nuestro trabajo?” El evento, que duró todo un día, se celebró en El Batán el 11 de abril de 2013, contó con la asistencia de más de 30 participantes provenientes de varios de los departamentos, programas y oficinas regionales del CIMMYT, y fue facilitado por Remco Mur y Mariana Wongtschowski de KIT.

¿Cómo se dio esta cooperación entre KIT y CRP MAIZE? Al enfrentar los retos planteados por el CRP MAIZE (como por ejemplo, tratar de sacar a 10 millones de personas de la pobreza extrema en 10 años), David Watson, gerente de ese programa, se dio cuenta de que los sistemas y las plataformas de innovación suelen ser la clave para alcanzar esos objetivos tan elevados. “Miré a mi alrededor y no vi a ningún experto que se especializara en la innovación agrícola específicamente”, dice Watson tratando de explicar por qué el CRP MAIZE se puso en contacto con KIT con el fin de revisar las estructuras y operaciones de las plataformas de innovación que participan en sus proyectos y sugerir formas de fortalecer los SIA y las estructuras de interacción entre sus múltiples participantes.

Wongtschowski presentó algunos de los resultados del informe de KIT. En cuanto al fuerte enfoque tecnológico del CIMMYT, hizo hincapié en que en la innovación no solo se trata de generar tecnologías, sino también de establecer mecanismos que permitan ponerlas en práctica. Para ilustrar mejor el papel potencial del CIMMYT, agregó: “La innovación surge de la interacción y aunque los investigadores tienen un papel que desempeñar, no es necesariamente el más importante”. Jens Andersson, científico del CIMMYT dedicado a los sistemas de innovación, con base en Zimbabwe hizo una reflexión sobre el informe de KIT acerca de lo que implicaría adoptar un marco SIA para organizar la investigación del CIMMYT y sus colaboradores. “En el CIMMYT, vemos las plataformas de innovación como un medio de lograr impactos o como vehículo para la transferencia de tecnología”, dijo; pero como lo afirma el informe, con frecuencia faltan vías por las cuales los científicos pueden recibir retroalimentación de los productores u otras partes interesadas. Por otra parte, las plataformas de innovación tienen una función clave en transmitir la demanda de investigación dentro del marco de los SIA.

Sin embargo, como señaló Andersson, existen varias ideas erróneas acerca de la forma en que interactúan los participantes en estas plataformas. Por ejemplo, generalmente se da por sentado que una vez que una plataforma de innovación es establecida, los participantes pueden manifestar sus demandas. “Tenemos que poner atención en aquéllos que hablan poco”, dice Andersson, refiriéndose al gran número de agricultoras que con frecuencia guardan silencio en las reuniones. “Es posible que hablen poco porque no saben expresarse”, explica, señalando que uno de los papeles de los investigadores es identificar las demandas. Enseguida mostró una fotografía de las parcelas donde se llevan a cabo ensayos en finca bajo labranza de surcos convencional y bajo agricultura de conservación en el sur de África. Contra toda expectativa, el maíz de la parcela de agricultura de conservación había crecido bastante más que el maíz cultivado de forma convencional, pese a que se había utilizado la misma fertilización y a que en el tratamiento de agricultura de conservación no había mantillo y ni se hizo labranza de mineralización de nitrógeno. La razón de este misterio radica en una inquietud generalizada acerca de la participación de los productores: ¿participan éstos en los ensayos en campo de los investigadores debido a su gran interés en el paquete tecnológico ensayado o tienen otros motivos? En este caso , el agricultor “anfitrión” “ayudó” al investigador sembrando adrede el tratamiento convencional más tarde para que el tratamiento del científico se viera mejor. De esta manera, el productor trató de asegurar que el próximo ciclo volvería a recibir los mismos insumos agrícolas. En esta zona, el mayor problema de los productores es adquirir los insumos agrícolas de alto costo, sobre todo el fertilizante, y los ensayos con uso de insumos de los investigadores les brindan la oportunidad de obtenerlos. Por tanto, la participación de los productores es motivada por una restricción no propiamente del campo en sí. “Si no investigamos y averiguamos cómo funciona el sistema en general, no lograremos introducir las nuevas tecnologías”; así concluyó Andersson sus razones a favor de la investigación enfocada en los sistemas.

La sesión matutina del taller terminó con un diálogo sobre los cambios que hay que hacer para poder innovar. Los participantes dialogaron y presentaron sus ideas sobre cómo podemos mejorar nuestra labor diaria en materia de los SIA. Una pregunta surgió varias veces durante estos animados intercambios: ¿siempre deberíamos asumir el papel de facilitadores en las plataformas de innovación, o es esto algo que podrían asumir las asociaciones de agricultores y otros actores? En la sesión vespertina, hubo presentaciones de parte de Bram Govaerts, líder del componente de MasAgro denominado “Desarrollo sustentable con el productor”, y Michael Misiko, especialista en innovación de GCAP, quienes hablaron sobre las plataformas de innovación y sus componentes dentro de “Desarrollo sustentable con el productor” y SIMLESA, respectivamente. Al brindar un panorama general de su proyecto, Govaerts hizo hincapié en la importancia, complejidad y antecedentes de las organizaciones de productores como parte de los sistemas de innovación agrícola, y reiteró la afirmación de Andersson acerca de la importancia de conocer bien el sistema. Misiko se centró en la necesidad de contar con plataformas de innovación en SIMLESA, asociación que se fundamenta en la integración y la alianza de sistemas e instituciones, en la innovación sustentable y en los impactos. Sin embargo, las organizaciones que operan dentro de SIMLESA suelen estar mal situadas, y a veces están totalmente separadas de los productos en que trabajan. Según Misiko, el siguiente paso que hay que dar para lograr una mayor eficiencia en el proyecto es que las instituciones se integren en un mayor grado a los sistemas de plataformas de innovación de SIMLESA.

Bruno Gerard, director de GCAP, y Watson concluyeron el taller dando sus reflexiones acerca de los SIA y el papel que en ellos juegan. “Las plataformas y los métodos de innovación no deben considerarse como la solución mágica para lograr impactos, pues son un medio, no un fin. Resultan indispensables para entender mejor los procesos sociales en los sistemas agrícolas y para situar las innovaciones técnicas en su contexto, ya que pueden generar para los investigadores, productores y otros actores, incluido el sector privado, datos importantes que ahora no existen, de forma tal que todos aprenden”. Gerard también resaltó algunas de las desventajas; por ejemplo, las plataformas y los métodos de innovación suelen requerir muchos recursos y, debido a que son específicos a su contexto, son difíciles de expandir y aumentar. “Sin embargo, generan lecciones valiosas y genéricas acerca de la adopción, adaptabilidad y de cómo avanzar. “Como investigadores, tenemos que tener cuidado de intervenir más bien como catalizadores o como entidades de confianza y no centralizarnos demasiado, y así poder lograr cambios positivos en el largo plazo. Desde el comienzo tenemos que tener una buena estrategia de salida. En GCAP, las innovaciones son solo una pieza del rompecabezas dentro de nuestro marco de investigación sobre sistemas y un medio de lograr impactos”, concluyó Gerard.

 

DSC_0004

El Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT) edita y publica la difusión periódica en internet en formato de blog titulada “CIMMYT”. El Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo tiene su domicilio en Km. 45 Carretera México-Veracruz, Col, el Batán, Texcoco, Estado de México, México, C.P. 56237; teléfono + 52 (55) 5804-2004; www.cimmyt.org. Editor responsable: Genevieve Renard. Reserva de Derechos al Uso Exclusivo no. 04-2013-091212312700-203, otorgado por el Instituto Nacional del Derecho de Autor. Responsable de la actualización de este blog: María Concepción Castro, Km. 45 Carretera México -Veracruz, El Batán, Texcoco, Estado de México. C. P. 56150, México. Actualización semanal. © CIMMYT 2014.

International Maize and Wheat Improvement Center (CIMMYT) Copyright © 2014