MasAgro, un proyecto de México para el mundo

Escrito por Corporate Communications el . Publicado en Anuncios, Maiz, MasAgro, México, Trigo

En su discurso, durante el lanzamiento de los Programas MAÍZ y TRIGO del CGIAR, el Lic. Mariano Ruiz-Funes Macedo, Subsecretario de Agricultura (SAGARPA) de México, expuso los retos que el mundo enfrenta en términos de seguridad alimentaria y cambio climático en el campo. Ante investigadores provenientes de todo el mundo, detalló los objetivos, funcionamiento y componentes de MasAgro, el cual representa la estrategia mexicana para fortalecer la seguridad alimentaria, enfrentar los efectos del cambio climático y renovar al campo de una manera sustentable y productiva. SAGARPA y CIMMYT son colaboradores clave de la iniciativa, la cual “es un proyecto de México para el mundo”, dijo Karen García, Directora Ejecutiva de MasAgro.

“Este programa busca incrementar la producción y rendimientos de maíz y trigo en zonas de temporal, en beneficio de los pequeños productores”, dijo Ruiz-Funes, y subrayó que a la fecha cuenta con 21 plataformas experimentales en funcionamiento, 132 módulos demostrativos y 20,790 hectáreas o áreas de extensión con tecnologías sustentables en las regiones de Valles Altos, Bajío, Trópico Bajo y Pacífico Norte. Del curso de certificación en agricultura de conservación del CIMMYT han egresado 28 técnicos y 180 están inscritos en el ciclo 2011-2012; además, hasta fines de 2011, más de 2,000 técnicos mexicanos del Programa de Apoyo a la Cadena Productiva de los Productores de Maíz y Fríjol (PROMAF) habían recibido capacitación.

Ruiz-Funes Macedo recordó a la audiencia que México será este año el anfitrión del G-20. El Gobierno Federal propondrá durante dicho foro internacional cuatro ejes estratégicos en materia de agricultura: investigación, desarrollo y transferencia de tecnología; inversión público-privada y reorientación de la inversión pública; sustentabilidad y adaptación al cambio climático; y administración de riesgos. Esta será una importante plataforma para México y para MasAgro, ya que, sostuvo el funcionario, la Cumbre del G20 reconoce la necesidad de transferir los resultados de la investigación y tecnología a los productores y asume el compromiso de fortalecer la cooperación internacional.

Adiós a Wilfred Mwangi, un hombre que tiende puentes

Escrito por Corporate Communications el . Publicado en Africa, Maiz, Reconocimientos y premios

La cena de clausura de las reuniones de los programas MAÍZ y TRIGO, el 20 de enero de este año, sirvió de marco también para decir adiós al Dr. Wilfred Mwangi, Coordinador del proyecto Maíz Tolerante a Sequía para África (DTMA, por sus siglas en inglés), quien pronto se jubilará.

El Dr. Mwangi creció en una zona rural en Kenia; obtuvo un doctorado en economía agraria de la Universidad Estatal de Michigan en Estados Unidos. Al regresar a su país, fue profesor y director del Departamento de Economía Agrícola de la Universidad de Nairobi. Su trayectoria profesional también incluye gestiones como Secretario Permanente en Kenia y economista del Banco Mundial. El Dr. Mwangi dice que, pese a todos los conocimientos y experiencia que ha adquirido durante su impresionante carrera, ¡su mamá aún le dice cómo trabajar la tierra!

Al tomar la palabra, la Dra. Marianne Bänziger, Subdirectora General de Investigación y Colaboración, que trabajó muchos años con Mwangi en África, se refirió a él como “una persona que tiende puentes” entre otras personas y señaló que “…pudo haber considerado otras opciones, más sencillas, en lugar de trabajar 24 años en el CIMMYT. No obstante, para el Dr. Mwangi no había otra opción: “Tenemos una misión tan noble”, expresó. “Es una vocación; uno trabaja para la gente más pobre entre los pobres. EL CIMMYT ha sido el mejor lugar en que he trabajado.”

Mwangi ha hecho contribuciones significativas, como científico principal y economista distinguido, es autor de más de 150 publicaciones, y como funcionario de enlace nacional y regional, director adjunto del Programa Global de Maíz y coordinador del proyecto DTMA, una de las exitosas y cruciales iniciativas del CIMMYT.

En la ceremonia, Mwangi recibió una placa conmemorativa en la cual hay un agradecimiento por su “dedicación, sabiduría, ecuanimidad y trabajo como mentor de cientos de jóvenes científicos keniatas; por fortalecer las asociaciones y entendimiento mutuo entre instituciones, culturas y países; por su gran capacidad de discernimiento que nos motivaba a cambiar, mejorar y a lograr más metas.” Puede que todavía sigamos observando todas estas cualidades: “Jubilarse no significa retirarse’”, comentó Mwangi, “Por ahí nos veremos.”

El CIMMYT recibe una profusión de datos

Escrito por Corporate Communications el . Publicado en Bioinformatica, Maiz, Proyectos de colaboración

En enero 23 y 24, el Programa Global de Maíz recibió un regalo sin precedentes: más de 2,000 millones de puntos de datos marcadores de 4,000 líneas de maíz del CIMMYT. “Ahora podemos detectar más de medio millón de marcadores en cada línea”, dice Gary Atlin, director adjunto del Programa. “Estos ‘indicadores’ nos dan una gran capacidad de realizar análisis genéticos. Como se hallan distribuidos de manera más o menos aleatoria en los 10 cromosomas del maíz, esto nos permitirá rastrear fragmentos muy pequeños de los cromosomas”, añadió.

El CIMMYT trabaja actualmente con el genetista de maíz del USDA Dr. Ed Buckler, quien colabora con el Instituto de Diversidad Genómica de la Universidad de Cornell; el grupo de trabajo del Dr. Buckler generó estos datos para el CIMMYT, mediante la aplicación de tecnologías de genotipificación por secuenciación (GBS, por sus siglas en inglés). A medida que el volumen de datos vaya aumentando, el CIMMYT colaborará con Diversity Arrays Technology Pty Ltd (DArT P/L), una empresa australiana, con el fin de establecer en México un servicio autosuficiente de análisis genético, basado en GBS, que se denominará Servicio de Análisis Genéticos para la Agricultura (SAGA). El SAGA caracterizará los genotipos de un gran número de accesiones del banco de germoplasma para el proyecto “Descubriendo la diversidad genética de las semillas”, y también brindará sus servicios a los programas de mejoramiento, tanto del CIMMYT como de los organismos mexicanos que colaboran con el Centro.

Al combinar estos datos con información fenotípica, los investigadores podrán seleccionar líneas que se comportan bien en condiciones de sequía o escasez de nitrógeno, o que poseen resistencia a una enfermedad en particular. Anteriormente, para caracterizar genotipos el CIMMYT utilizaba microsatélites, cuyo costo era de alrededor de 1 dólar por punto de dato. Con los microsatélites se abarcan varios cientos de pares base, que en esencia permiten detectar más alelos y obtener cuatro o cinco veces la cantidad de información que la que proporcionan los polimorfismos de nucleótido simple que ahora se utilizan. Sin embargo, hay pocos loci de microsatélites y las tecnologías para visualizarlos son costosas. De hecho, la serie de datos que acabamos de obtener costó menos de 160,000 dólares; en 2005, utilizando microsatélites, hubiera costado alrededor de 400,000,000 dólares. Según Atlin, “esto es algo totalmente diferente. La caracterización de los genotipos con GBS nos cuesta alrededor de 40 dólares por línea, pero el año próximo, esto probablemente se reduzca a 20 dólares, más o menos lo que cuesta evaluar el rendimiento de una línea en una sola parcela. A ese precio, podremos genotipear todas las líneas de maíz del CIMMYT que se incluyen en ensayos de campo con repeticiones y construir modelos potentes para poder predecir su comportamiento en el campo respecto a características cuya medición resulta difícil y costosa”. Señaló, además, que esto acelerará también los ciclos fitogenéticos, con lo que se logrará un mayor incremento de los rendimientos cada año.

Este es solo el principio; el siguiente paso será analizar los datos y convertirlos en información. El equipo de trabajo pretende generar al menos esa misma cantidad de datos cada año a partir de ahora. “Esta es una tarea ingente”, dice Atlin, “pero ya hemos logrado un avance significativo.

Seeds of sustainability (Semillas de sustentabilidad): Un método multidisciplinario para mejorar los rendimientos del trigo de manera sustentable

Escrito por Corporate Communications el . Publicado en Agricultura de Conservación, Agronomia, El CIMMYT en los medios, México, Proyectos de colaboración

El Valle del Yaqui es una de las principales zonas productoras de trigo en México y fuente de abastecimiento de semilla y grano para el mundo. Fue ahí donde surgió la Revolución Verde, y, como sede del Campo Experimental Norman E. Borlaug (CENEB) del CIMMYT, uno de sus principales sitios de prueba, ha servido como nodo de investigación agronómica, donde se han efectuado estudios de campo y generado un cúmulo de conocimientos y datos. No obstante, la región no está exenta de problemas. Son problemas relacionados con el medio ambiente, los recursos, la economía; otros, de tipo social ocasionados por la escasez de agua, contaminación de aire y de agua, cambios de políticas, salud, conservación de la biodiversidad y fluctuaciones del clima.

Hace 20 años, un grupo multidisciplinario de estudiosos se propuso investigar cómo mantener las subsistencias y elevar la producción de alimentos, protegiendo al mismo tiempo el medio ambiente. Dirigidos por la especialista en biogeoquímica Pamela Matson, el economista Roz Naylor y el agrónomo del CIMMYT Iván Ortiz-Monasterio, adoptaron un método de trabajo que les permitió estudiar un gran número de variables; en poco tiempo descubrieron que todas ellas estaban relacionadas de alguna manera. Matson opina que Ortiz-Monasterio es “la piedra angular… un hombre que puede ser al mismo tiempo co-líder de investigación, servir de mediador y forjar vínculos entre la comunidad científica, los agricultores y los responsables de las políticas en el Valle.” Juntos, los integrantes del equipo, además de explorar la posibilidad de encontrar una forma en que todos salieran ganando, en materia de economía, agronomía y medio ambiente en los campos del Valle del Yaqui, identificaron mecanismos para concretar su investigación.

Seeds of Sustainability es el producto de 15 años de estudio, análisis y evaluaciones en el Valle del Yaqui. Editado por la reconocida científica y directora de la Facultad de Ciencias de la Tierra en la Universidad Stanford, Pamela Matson, con contribuciones de especialistas internacionales, quienes en su totalidad participaron en los estudios que se hicieron en el Valle, este libro constituye una invaluable fuente de consulta para investigadores, formuladores de políticas y estudiantes, ya que se proponen nuevos enfoques en la agricultura que pueden aportar beneficios tanto para las personas como para el medio ambiente. El proyecto en el Valle del Yaqui, como un estudio de caso integral, ya ha redundado en la comprensión y el manejo de los sistemas humanos y del medio ambiente fuera de los límites geográficos del Valle. En sus comentarios (que aparecen en la contraportada del libro), Prabhu Pingali, Subdirector de la División de Desarrollo Agrícola de la Fundación Bill & Melinda Gates, señala “Seeds of Sustainability es una muestra de la clase de investigación científica integradora que se necesitará para atender y resolver los problemas de nuestros sistemas alimentarios, ahora y en el futuro.”

Si quiere adquirir un ejemplar de Seeds of Sustainability, vaya al sitio de Island Press e ingrese el código 5SEEDS para que le hagan un 30% de descuento.

MAÍZ y TRIGO: preparando motores para impulsar a la agricultura

Escrito por Corporate Communications el . Publicado en CGIAR, Eventos, Maiz, Trigo

El 16 de enero de 2012, 300 investigadores, formuladores de políticas, especialistas industriales y representantes de organismos no gubernamentales provenientes de 36 naciones se reunieron en la ciudad de México con el fin de participar en las reuniones de los proyectos MAÍZ y TRIGO del Programa de Investigación del CGIAR (CRP, siglas en inglés). Al iniciar el evento, el Dr. Pedro Brajcich Gallegos, en representación de INIFAP y SAGARPA, y del Gobierno de México, resaltó la importancia de estos dos proyectos, en vista del incremento en la frecuencia con que se presentan eventos climáticos extremos. México se encuentra entre los países más afectados por estos eventos y el Dr. Brajcich afirmó el apoyo del Gobierno a lograr las metas establecidas en estas dos iniciativas.

Se espera que el proyecto TRIGO, liderado por el CIMMYT y el ICARDA, produzca trigo suficiente para alimentar a 56 millones de consumidores más para el 2020, y a 397 millones más para el 2030. Por su parte, el proyecto MAÍZ, liderado por el CIMMYT y el IITA, tiene como meta producir suficiente maíz para alimentar a 135 millones de consumidores más para el 2020, y a 600 millones más para el 2030. Estas metas son particularmente relevantes dadas las recientes predicciones de un informe emitido por la ONU, que estima que la población mundial alcanzará 10 mil millones en el 2080.

El Director General del CIMMYT, Dr. Thomas Lumpkin, hizo una presentación conjunta con la señora Molly Jahn, profesora del Departamento de Agronomía y Genética del Centro de Sustentabilidad y el Medio Ambiente Mundial de la Universidad de Wisconsin en Madison. “Esta reunión es de importancia histórica, pues estos dos proyectos del CRP son un importante hito de la investigación agrícola y en todo el mundo hay gente que está pendiente de los resultados que logren”, dijo.

En representación de la Fundación Bill & Melinda Gates, el Dr. David Bergvinson, Director de Programas de Desarrollo Agrícola, ofreció una ponencia sobre la creciente necesidad de aplicar métodos holísticos basados en sistemas para abordar las demandas que planteará la seguridad alimentaria en el futuro. Según dijo, “nunca tantos han dependido de tan pocos para obtener sus alimentos” y enseguida señaló la necesidad de que los gobiernos y los organismos de asistencia inviertan más en esta labor. “Todos estamos aquí para sacar a los pequeños productores de la pobreza, y la agricultura es el motor que nos permitirá lograr este objetivo”.

La Dra. Marianne Bänziger, Subdirectora General del CIMMYT para la Investigación y la Colaboración, instó a los investigadores a que se centren en producir resultados para los agricultores más pobres del mundo. “La productividad no se basa solo en los rendimientos, sino también en lo que está sucediendo en los campos de los agricultores”, dijo. Asimismo, advirtió que los disturbios provocados por la falta de alimentos en 2008 y 2010 se repetirán y que la comunidad científica internacional y los formuladores de políticas son los responsables de controlar los incrementos de los precios de los alimentos y mejorar los medios de vida de los productores agrícolas.

En los cuatro días siguientes, los participantes en el evento asistieron a las presentaciones y formaron grupos de enfoque y discusión con el fin de identificar las prioridades de la investigación y coordinar los trabajos que harán en el futuro, entre ellos mismos y con los productores. Según lo expresó la productora de semilla, Sra. María E. Rivas Dávila, “siento que tengo un papel que jugar en estos proyectos porque en ellos estamos pensando todos, desde investigadores hasta productores, así que yo estoy en medio de esto”.

Dado que provenían de diversas instituciones, los participantes tenían muchas experiencias distintas que compartir. “Tengo la intención de aportar mi experiencia, pero también de reunir información, ya que aún no hemos llegado al final del camino”, dijo el agrónomo y productor argentino, señor Roberto Peiretti. “Siempre hay muchas oportunidades de aprender más y más, y yo sabía que esta reunión iba contar con una amplia participación mundial, así que me dio muchísimo gusto recibir la invitación”.

La sesión de clausura el viernes 20 de enero, fue presidida por el Dr. Salvador Fernández Rivera, Coordinador de Investigación, Innovación y Vinculación del Instituto Nacional de Investigación Forestal, Agrícola y Pecuaria (INIFAP). Durante la sesión, intercambiaron impresiones y sugerencias los representantes de entidades colaboradoras que son muy diversas, tanto geográfica como institucionalmente. El mejorador de maíz Sr. James Gethi, del Instituto de Investigación Agrícola de Kenia (KARI) comentó que el tipo de planeación que se hizo fue esencial para lograr un mejor impacto y mayor sinergia. “Todos venimos aquí para lograr un mejor impacto en el bienestar de los pequeños productores. Los brillantes cerebros reunidos en este lugar se centraron en cómo lograr este objetivo”. Asimismo, instó a las organizaciones nacionales, centros internacionales, empresas productoras de semilla y otros actores a compartir la información y los conocimientos.

La Sra. Marilia Nutti, coordinadora de biofortificación de la Empresa de Investigación Agrícola del Brasil (EMBRAPA) señaló que el único camino a seguir es el trabajo en equipo. “Tenemos que trabajar con el sector privado para acelerar los avances y con la comunidad internacional para crear tecnologías sustentables”.

El Sr. Kingstone Mashingaidze, especialista de maíz del Consejo de Investigación Agrícola de la República Sudafricana, advirtió que los colaboradores no deberían quedar excluidos de la tarea de dominar y utilizar las herramientas moleculares. “No creo que el CIMMYT pueda darse el lujo de aplicar, solo y por su cuenta, las tecnologías de la fitogenética molecular. Para los programas nacionales, el reto es que si queremos continuar siendo útiles, tenemos que cambiar nuestra forma de trabajar”.

Después de una semana agitada, pero interesante, de reuniones, los participantes estuvieron de acuerdo en que los proyectos MAÍZ y TRIGO representan una oportunidad para que todos dejen a un lado su usual manera de hacer las cosas y tomar acciones audaces e inteligentes orientadas a vigorizar la agricultura y enfrentar los desafíos planteados por la seguridad alimentaria mundial.

Deseamos expresar nuestro reconocimiento a Laura Ruiz y el equipo de logística por las largas horas y las noches que pasaron en vela con el fin de hacer de este evento todo un éxito.

Se suma Estado de México a MasAgro

Escrito por Corporate Communications el . Publicado en Anuncios, MasAgro, México

En la ciudad de Toluca, capital del Estado de México, el 12 de enero de 2011, el gobierno de esta entidad firmó convenio mediante el cual las políticas de fomento agropecuario del Estado se alinean al programa Modernización Sustentable de la Agricultura Tradicional (MasAgro), que impulsan la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) y el CIMMYT, con el propósito de incrementar de manera sustentable la producción de granos básicos, principalmente maíz y trigo, enfrentar los efectos del cambio climático en el medio rural y defender la seguridad alimentaria del pueblo mexicano.

Para la firma del convenio se realizó una ceremonia que presidió el Dr. Eruviel Ávila Villegas, Gobernador Constitucional del Estado de México, y que contó con la participación del Lic. Francisco Mayorga Castañeda, titular de la SAGARPA, Lic. Mariano Ruiz Funes, Subsecretario de Agricultura, Dr. Thomas Lumpkin, Director General del CIMMYT, Dr. Bram Govaerts, responsable del componente Desarrollo Sustentable con el Productor de MasAgro, y el Dr. Heriberto Ortega Ramírez, Secretario de Desarrollo Agropecuario en el Estado de México.

El Secretario Mayorga refirió que, a un año del lanzamiento de MasAgro, el área de extensión del programa es de más de 20 mil hectáreas distribuidas en 16 estados del país, y que el Estado de México ha tenido un papel fundamental en este proceso. A la fecha, la entidad mexiquense ya cuenta con cinco plataformas de investigación, 13 módulos demostrativos y un área de extensión de 113 hectáreas. Señaló que estos resultados serán presentados en las reuniones del G-20 que se realizarán en México en 2012.

En su participación, Bram Govaerts hizo énfasis en que las investigaciones y el trabajo que ha hecho el CIMMYT con productores e investigadores mexiquenses sentaron las bases para el desarrollo de MasAgro. Hace más de 40 años, el CIMMYT estableció su sede en Texcoco y tiene una estación experimental en Toluca, dos importantes localidades del Estado de México. En todo este tiempo, el CIMMYT ha multiplicado su colaboración con importantes centros de investigación y de educación agrícola en la región de Valles Altos.

Govaerts agregó que la capacitación es un componente fundamental de la estrategia y que son siete los agrónomos mexiquenses que participan en el curso Técnico Certificado en Agricultura de Conservación 2011-2012 de MasAgro. Estos expertos, junto con técnicos de otros programas alineados a la estrategia, darán asesoría técnica a productores mexiquenses, con lo cual se espera incrementar el área de extensión del programa en la entidad, concluyó.

Más información en la pagina de MasAgro.

Suketoshi Taba dice “sayonara” al CIMMYT

Escrito por Corporate Communications el . Publicado en Anuncios, Eventos, Maiz

Para decir adiós a Suketoshi Taba, que se jubila tras 36 años de excepcional trayectoria en el CIMMYT como experto en estudio, conservación y uso de la diversidad del maíz, se llevó a cabo una comida en El Batán, el 20 de diciembre de 2011, a la que asistieron colegas, familiares, amigos, especialistas de universidades y de programas de investigación nacionales, el Segundo Secretario de la embajada del Japón en México, señor Shin Taniguchi, y agricultores.

En su discurso de bienvenida a la concurrencia, el Dr. Tom Lumpkin, Director General del Centro, mencionó la gran cantidad de años que el Dr. Taba ha dedicado a la investigación participativa, con los agricultores, para mejorar razas criollas con caracteres útiles (rendimiento y resistencia a plagas, por ejemplo), pero sin alterar la calidad del grano, una característica que aquellos aprecian en la preparación de sus platillos. “Este es un trabajo que pocos mejoradores hacen y en el CIMMYT es sumamente apreciado”, dijo Lumpkin. Los investigadores Flavio Aragón, del INIFAP (Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias) y Humberto Castro de la Universidad Autónoma de Chapingo — que han trabajado hombro con hombro con el Dr. Taba y los agricultores— hicieron un recuento de la relación de trabajo que por mucho tiempo han mantenido con tan connotado científico. En nombre de la Universidad de Chapingo, Castro le entregó una placa conmemorativa y le dio la buena noticia de que seguirán recibiendo fondos para un proyecto en que han estado trabajando.

Durante la comida de Navidad del personal en El Batán, el 16 de diciembre, el Dr. Lumpkin hizo entrega de una placa conmemorativa al Dr. Taba. Lumpkin mencionó la excelente coordinación de actividades de los bancos de semilla en 13 países latinoamericanos para rescatar y regenerar más de 15,000 colecciones de semilla en peligro de extinción, y de aumentar hasta 27,000 el número de muestras únicas de semilla en el banco de germoplasma del CIMMYT. Para expresar su agradecimiento, personal de Tlaltizapán también hizo entrega de una placa, en nombre de todos en la estación.

Por su parte, el homenajeado en su discurso dio las gracias a los presentes y dedicó una mención especial a sus mentores, equipo de trabajo y colegas. “No habría podido lograr nada sin el gran esfuerzo, trabajo y apoyo de mis colegas”, dijo. “Deseo sinceramente que el CIMMYT continúe teniendo muy en cuenta a los agricultores en sus proyectos.”

Suketoshi Taba nació en Okinawa, Japón, poco después de que terminara la Segunda Guerra Mundial; creció en el campo en tiempos en que, según narra, “…no había supermercados y comíamos solo aquello que podíamos producir.” Un año especialmente importante en su vida fue 1975, cuando se doctoró en fitotecnia en la Universidad Estatal de Kansas, contrajo matrimonio y llegó como posdoctorado al CIMMYT. Tras nueve años como mejorador de maíz en la región andina (1977-1986), asumió el puesto de jefe de recursos genéticos de maíz, en 1987.

Otro momento especial durante la comida de despedida, con exquisitos platillos preparados en el Comedor y amenizada con música de mariachi, fue cuando el Dr. Taba recibió un regalo de parte del Programa Global de Maíz: una acuarela, obra de Linda Ainsworth, ex colaboradora del CIMMYT. Además de los regalos, los buenos deseos de quienes le acompañaron en la comida, que se prolongó hasta muy tarde, los recuerdos, las anécdotas, quedarán en la memoria del Dr. Taba y le acompañarán donde quiera que vaya.

Garrison Wilkes, profesor ya jubilado de la Universidad de Massachusetts en Boston, asiduo visitante al CIMMYT, no pudo estar presente en la comida pero hizo llegar una misiva que al final decía: “Nunca, ni ahora ni en el futuro, la gente que siembra o consume maíz ha debido tanto a una sola persona… Valoramos enormemente el trabajo que ha hecho [Taba], porque gracias a ello las futuras generaciones dispondrán de productos alimentarios.”

Publicaciones de acceso libre

Escrito por Corporate Communications el . Publicado en Recursos

Acceso abierto o libre (Open Access en inglés, OA), una herramienta que permite a los usuarios acceder a material digital, sin costo, fue tema de una presentación en uno de los quioscos de la Semana de la Ciencia. Esta tecnología suscitó un sinfín de preguntas y discusiones relacionadas precisamente con la disponibilidad de publicaciones OA y del respaldo que se necesita. Sin embargo, la publicación de acceso abierto no está restringida a publicaciones científicas, y muchos de nuestros colegas del CIMMYT hacen uso de esta herramienta. En la biblioteca recibimos un ejemplo de este tipo de obras. Jiankang Wang de la oficina del CIMMYT en Beijing es autor de un capítulo sobre “Modelación y simulación de estrategias fitotécnicas” del libro Plant Breeding, editado por Ibrokhim Y. Abdurakhmonov. La obra completa se puede descargar desde INTECH. ¡Gracias Jiankang por poner el ejemplo! Recomendamos enfáticamente a nuestros colegas que hagan uso de esta herramienta.

El CIMMYT estrecha vínculos con China

Escrito por Corporate Communications el . Publicado en Asia, Maiz, Visitas

El pasado 11 de enero, el CIMMYT atendió a una delegación de la embajada de China en México. La señora Linge Liu, esposa del embajador, estuvo acompañada por Wenling Ding, Primer Secretario de Educación, y Yue Lan, Tercer Secretario de Ciencia y Tecnología.

El grupo visitó el laboratorio de calidad de trigo, el centro de biotecnología aplicada y el centro de recursos fitogenéticos Wellhausen- Anderson. Los visitantes se reunieron asimismo con el director general Thomas Lumpkin, quien puso de relieve la visión del Centro y su objetivo de entablar relaciones más estrechas y promover la cooperación Sur-Sur entre China y México. “China y el CIMMYT tienen una larga historia de cooperación bilateral. China está convirtiéndose en el país más poderoso del mundo. China y el CIMMYT deberán trabajar juntos y prepararse para afrontar un futuro repleto de cambios”, señaló Lumpkin.

Por ahora, el CIMMYT tiene cinco científicos con base en China: Zhonghu He, Jiankang Wang y Yunbi Xu en la Academia China de Ciencias Agrícolas (CAAS), en Beijing; Daniel Jeffers en la Academia de Ciencias Agrícolas de Yunnan; y Garry Rosewarne en la Academia de Ciencias Agrícolas de Sichuán.

China se convierte este año, por primera vez, en importador neto de maíz y éste recientemente superó al arroz como cultivo alimentario número uno de ese país. La producción de maíz ocupa 30.2 millones de hectáreas, en comparación con 29.5 de arroz y 23.9 de trigo, y Lumpkin expresó su preocupación por las tendencias actuales tanto del mercado como de importación-exportación. Se pronostica que en 2015 China importará 15 millones de toneladas métricas de maíz solo de Estados Unidos. México y China son grandes importadores de maíz y puede que compitan por el maíz en el futuro.

Zhonghu He, Funcionario de Enlace del CIMMYT en aquel país, que participó también en las reuniones, hizo énfasis en la capacitación como un componente clave en la formación de las próximas generaciones de científicos chinos. En la plantilla actual del CIMMYT hay 16 estudiantes de posdoctorado que están haciendo especialización en genética de maíz y de trigo, enfermedades y mejoramiento; pero, además de capacitar a científicos, más del 50% de los recursos genéticos del banco de germoplasma de China provienen del CIMMYT.

Bioseguridad, normatividad y políticas para la aplicación de biotecnología en Kazajistán

Escrito por Corporate Communications el . Publicado en Asia, Biotecnologia, Eventos

Desde 2010 el CIMMYT ha estado articulando el proyecto “Robustecimiento de la capacidad biotecnológica y su aplicación sustentable en los recursos fitogenéticos para la alimentación y la agricultura en Kazajistán”, conjuntamente con el Centro Nacional de Biotecnología de la República de Kazajistán, JSC “KazAgroInnovation” del Ministerio de Agricultura y la FAO. El propósito de esta iniciativa consiste en modernizar los métodos de mejoramiento empleados en los cultivos más importantes mediante la aplicación de biotecnología y el uso eficaz de los recursos fitogenéticos, así como identificar prioridades y medidas para crear estas áreas en las instituciones de investigación kazajas.

Como parte del proyecto, el CIMMYT organizó un taller sobre bioseguridad, normatividad, políticas para la aplicación de la biotecnología, recursos fitogenéticos y fitomejoramiento, del 5 al 9 de diciembre de 2011, en Almaty. En el taller participaron científicos y expertos de organizaciones fitotécnicas afiliadas a JSC “KazAgroInnovation” e instituciones académicas del Ministerio de Educación y Ciencias.

Al dar la bienvenida a los participantes, Murat Karabayev del CIMMYT-Kazajistán, habló del potencial de su país para convertirse en exportador líder de grano y productos de alta calidad, dados sus vastos recursos naturales, infraestructura bien desarrollada y capacidad para hacer ciencia. Izbassar Rahimbayev, del Instituto de Biología Vegetal y Biotecnología, y Guy Riba, del Instituto Nacional de Investigación Agrícola, de Francia, a continuación destacaron la importancia de la bioseguridad y la bioética en los experimentos y aplicaciones de ingeniería genética. Riba informó a los participantes de la enorme contribución de la biotecnología a la seguridad alimentaria e hizo énfasis en el papel que tiene la colaboración internacional en el desarrollo de la agricultura. Los aspectos legales relacionados con la etiquetación de productos genéticamente modificados fueron tema de la presentación de Evgeniy Klimov, Presidente de la Fundación Kazaja de Integración de Cultura Ecológica.

Edgar Klose, del Instituto Maerkish de Promoción de Tecnología e Innovación, de Alemania, dio una conferencia en torno al concepto del desarrollo sustentable, con particular énfasis en las economías razonables, el medio ambiente y la justicia social. Informó a los participantes de lo último en dispositivos y tecnologías de fitomejoramiento, producción de agrícola y ecología que están utilizándose en Europa.

En representación del Vivero de Cuarentena de Cereales del Ministerio de Agricultura, Amangeldy Sarbaev, dio un reporte sobre asuntos relacionados con ensayos de semilla importada, así como de las asociaciones colaborativas en curso entre el CIMMYT y el Instituto de Investigación de Producción Agrícola. Shymbolat Rsaliev del Instituto de Problemas de Seguridad Biológica, habló también de la necesidad de adoptar medidas internacionales, sobre todo si se considera que existen fitopatógenos que representan serios problemas para los cultivos, como Ug99, por ejemplo.

Nazira Bishimbaeva del Instituto de Biotecnología Vegetal y Tecnología, explicó cuáles son las posibilidades de expandir la base genética de selección utilizando técnicas biotecnológicas, en particular ingeniería en células madre y variación somaclonal. Describió la tecnología para la regeneración de plantas con genotipos independientes de líneas de trigo que contienen caracteres útiles. Esta tecnología fue creada en el Instituto. En el Centro Internacional de la Papa (CIP) ya están utilizándose métodos biotecnológicos, y fue Carlos Carli, Funcionario de Enlace en Asia Central, quien explicó su uso.

Por unanimidad, la concurrencia llegó a la conclusión de que los sistemas nacionales de investigación agrícola y biológica en Kazajistán deberán utilizar recursos fitogenéticos para coadyuvar a la producción de alimentos y asegurarse de integrar métodos y tecnologías modernas, tanto en la investigación como en la producción. Todo esto aumentará la eficiencia del sector agrícola, la seguridad alimentaria del país y su capacidad de exportación.

International Maize and Wheat Improvement Center (CIMMYT) Copyright © 2014